Con la presencia de Victoria Donda, se firmó el convenio entre los municipios de Hurlingham y San Martín para promover los derechos de las personas LGTBIQ.

La comunidad LGTBI+ no la pasa bien cuando acude a centros de salud o tiene que hacer un trámite en el Estado. Además de las miradas inquisidoras de parte de la sociedad, debe soportar a veces que les llamen por sus nombres de sexo opuesto o situaciones mucho peores, como el desconocimiento en términos generales de las implicaciones de sus decisiones, la vigencia de sus derechos y la profundidad de sus deseos. 

El Estado puede ser parte de la solución, o parte del problema. Por eso, el Municipio de Hurlingham tomó el ejemplo del Municipio de San Martín, donde desde hace años se llevan adelante políticas de inclusión para las personas LGTBI+, y selló un convenio de cooperación para ir en el mismo sentido: el de una sociedad con más igualdad y tolerancia.

El día soleado dió un marco ideal a la iniciativa. Junto a los intendentes Gabriel Katopodis (San Martín), Juan Zabaleta (Hurlingham) y la diputada electa Victoria Donda dijeron presente representantes y protagonistas de la comunidad trava y trans, quienes manifestaron la necesidad de estas políticas. La militante trans Ornella Infante, secretaria de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans, manifestó:

Esa es una clara muestra de voluntad política. Pensar cómo me encarcelaba la policía de Tucumán por mi identidad a estar acá, me llena de emoción”.

Infante relató parte de las violencias a las que el Estado y la sociedad la sometió durante su vida, graficando así la necesidad de que el Estado implemente medidas de protección a las personas trans. “Ponés tu banca a disposición del feminismo y las trans para invitarnos a formar parte”, dijo señalando a Donda, una de las impulsoras de este proyecto que ya se viene implementando en el municipio de San Martín.

  • Facebook
  • Twitter
Victoria Donda junto a Katopodis y Zabaleta

Quizás te interese: XXVIII Marcha del Orgullo

Los puntos del convenio

Donda estuvo presente como promotora del proyecto junto con mujeres que recorren los territorios; juntas cranearon hace apenas cuatro meses la posibilidad de este convenio que hoy se volvió real gracias a la firma de Katopodis y Zabaleta. La letra del compromiso plantea, por ejemplo, la implementación de “consultorios inclusivos” en el Municipio de Hurlingham, un proyecto que la diputada viene impulsando desde hace tiempo. 

Estos consultorios funcionan a contraturno de los ya existentes, y están especialmente capacitados para atender demandas específicas de la población trans: por ejemplo, todo lo que implican los procesos de hormonización. Hoy muchas personas de la diversidad de distintos municipios bonaerenses se atienden en San Martín. La idea es replicar esa atención inclusiva en los 9 centros de salud que existen en Hurlingham.

El otro punto fuerte del acuerdo tiene que ver con capacitación y asistencia a todo el personal estatal, en especial al de atención y salud.  La misma será coordinada por la Secretaría de Desarrollo Social de San Martin y las Secretarías de Desarrollo Social y de Salud del municipio de Hurlingham. “Esto comenzará ya la semana que viene con las personas que atienden al público en Hurlingham”, especificó el intendente Zabaleta.  

Cabe recordar que la población trans es la única población que se muere entre los 35 y los 40 años, según un estudio oficial de vigilancia epidemiológica que data del 2006. El empuje de esa misma comunidad logró leyes como la de Identidad de Género, lo cual fue recordado por la propia Ornella Infante: “Cuando hicimos la Ley de Identidad de Género las travas estábamos solas. No contábamos con este nutrido grupo de compañeros que están dispuestos a poner su voluntad política para transformar la sociedad”, dijo señalando a Katopodis, Zabaleta y Donda, representantes del Frente de Todxs. 

Paula Arraigada, activista trans y ex candidata a diputada por ese espacio político también dedicó unas palabras a tono con el cambio de época:

“El gobierno que se viene va a cobijar a la mayoría de nuestro pueblo que hoy pasa hambre. Nosotras somos parte de eso”.

El intendente Juan Zabaleta recogió el guante y aseguro también que “la igualdad que se viene en Argentina es la que no tuvimos todos estos años”. 

  • Facebook
  • Twitter

El rol del Estado

En lo que va del 2019, tres decenas de personas perdieron la vida por causa de asesinatos, suicidios y travesticidios o transfemicidios sociales. El Observatorio de Crímenes LGTBI registró el año pasado al menos 59 muertes. Para Zabaleta, estas violencias se acrecientan en los contextos de desigualdad. “El Estado hace lo que tiene que hacer para escuchar las demandas y acompañar las propuestas de la comunidad LGTBI”, aseguró.

Por su parte, Gabriel Katopodis saludó la firma del convenio y recordó que uno muy similar se viene implementando en su municipio. Algunos resultados palpables:

“Se empieza a vivir con más respeto, más tolerancia, más igualdad y fundamentalmente con el reconocimiento de la diversidad. Los grandes temas tienen que ganar capilaridad. A partir de pensar cómo podemos cuidar la vida podemos aportar y generar una contribución más efectiva a la construcción de una sociedad más justa e igualitaria”.

Por último, Donda manifestó su alegría de ver que lo que era una idea va tomando forma.  Para la diputada recientemente reelecta es una prioridad que el sistema de salud tenga en cuenta las disidencias. Y puso el énfasis en la necesidad de educar a quienes salen de las universidades con títulos, pero sin esta sensibilidad crucial:

“Desde la educación formal no se incorpora esta mirada. Tenerla dentro de la educación ayuda no solo a mostrar que hay un Estado preocupado, sino que modifica las pautas culturales como decía Gabriel (Katopodis): hay que lograr capilaridad en las políticas públicas, dar luz sobre lo que el sistema binario hetero-patriarcal quiere mantener en la oscuridad. Es el momento de les compañeres”.

Fue entonces cuando miró y señaló a Ornella Infante, una de las representantes de la militancia trans que vivió la firma del convenio entre Hurlingam y San Martín como otro pequeño gran logro: “Muchísimas gracias por tener la valentía de llevar adelante estas políticas públicas. Quizás, quienes no atravesaron la violencia en sus cuerpos no llegan a dimensionar la violencia de que te nieguen lo que querés ser”.

Que así sea, de ahora en más. Con todes.

Celina Paz