Introducción
El presente informe sintetiza los principales resultados del Índice Barrial de Precios (IBP), a partir de una encuesta aplicada a 293 comerciantes de distintos distritos del Conurbano, en noviembre de 2019.
Los mismos reflejan las percepciones y variaciones en cuanto a volumen de ventas, fluctuaciones en artículos de almacén, lácteos, harinas, carnes y verduras, así como las expectativas de venta para los próximos meses.
Por último indagamos en los medios de pago aceptados por los comercios, los métodos de cobro bancarios y no bancarios y el peso de cada uno en el total.

Desarrollo
En primer lugar se indagó en el volumen de ventas, a partir de lo cual se constató que 34 comercios afirmaron haber vendido más en el último año, 71 vendieron lo mismo y 81 afirmó haber vendido menos que en el último año (7 NS/NC).

ibp-noviembre
  • Facebook
  • Twitter

En cuanto a la venta de productos de primera necesidad, 184 comerciantes afirmaron que sus clientes dejaron de comprar productos de primera necesidad en el último año. Solamente 83 afirmaron lo contrario y 23 no respondieron.

Lácteos:

  • vendieron más: 17 comercios
  • vendieron lo mismo: 56
  • vendieron menos: 81

Harinas/Fideos

  • Vendieron más: 37 comercios
  • Vendieron lo mismo: 65
  • vendieron menos: 46

Almacén:

  • Vendieron más: 11
  • Vendieron lo mismo: 61
  • Vendieron menos: 63

Carnes:

  • Vendieron más: 5
  • Vendieron lo mismo: 20
  • Vendieron menos: 87

Verduras:

  • Vendieron más: 13
  • Vendieron lo mismo: 41
  • Vendieron menos: 68
ibp-noviembre
  • Facebook
  • Twitter
ibp-noviembre
  • Facebook
  • Twitter

En cuanto a cómo le irá a su negocio en los próximos 3 meses, 29 comerciantes consideran que les irá peor, 89 cree que les irá igual, 86 afirman que les irá mejor mientras que 89 no saben o no respondieron.

En cuanto a los medios de pago, la gran mayoría de los comercios relevados no acepta tarjetas de débito o crédito. En números absolutos, se observa que aceptan pago con tarjeta 75 comercios y NO aceptan pago con tarjetas 171 (el resto ns/nc).

ibp-noviembre
  • Facebook
  • Twitter

Finalmente en cuanto al sistema de cobro con tarjeta, utilizan Posnet 51 comercios, Mercado Pago 24, y otros 29.

Conclusiones generales


Los datos arriba mencionados dan cuenta del fuerte impacto de la crisis en los sectores más vulnerables de la población, y como ello se ve reflejado en la adquisición de alimentos. Cuando se dejan de consumir los alimentos básicos para mantener un nivel de vida y de salud adecuados, estamos frente a una situación de emergencia, que evidentemente trae consecuencias en todos los niveles.

Niños y niñas con malnutrición, con déficit de vitaminas, nutrientes, etc.; y sus implicaciones a nivel del desarrollo físico-cognitivo con el consiguiente déficit educativo, mayor riesgo de enfermedades por las bajas defensas y una larga cadena de variables que impactan de manera muy significativa en las familias de menores recursos.


Es claro que en el último año de la gestión Cambiemos todos los indicadores relacionados con el bienestar de la infancia y las poblaciones vulnerables se agravaron. De ello da cuenta que la mayoría de los comercios registraron una baja en su volumen de ventas, incluso en la venta de artículos de primera necesidad y de alimentos básicos como la carne, las verduras y los lácteos.

El traslado del consumo a alimentos “secos” es uno de los grandes motores de la malnutrición. La opinión de los comerciantes da cuenta un una caída en el consumo en general, pero en particular en la carne y las verduras, lo que configura una canasta alimentaria con mayor presencia de alimentos con alto contenido graso y pocos nutrientes.


Sin embargo, se desprende de la presente una percepción de optimismo por parte de los encuestados. En el 2016 se realizó la misma encuesta y las expectativas de mejora de la cantidad de ventas era muy baja, solo un 7% consideró que su situación mejoraría, mientras que más del 36% afirmó que la situación se agravaría; 38% que se mantendría igual. En la actualidad, aún con un escenario tan complejo, el 29% de los comerciantes cree que la situación mejorará, un 30% que se mantendrá igual y solo un 10% cree que será peor.


En la consulta respecto de las formas de pago ponen de manifiesto la necesidad de trabajar para mejorar los medios de pago que tienen pequeños y medianos comerciantes, así como a unidades productivas de la economía popular y mercados de proximidad para que puedan utilizar posnets y amplifiquen sus medios de pago más allá del cobro en efectivo. Esto permitiría dinamizar las economías locales y fortaleces a pequeños y medianos comerciantes.


Por otra parte, del análisis se desprende que de los comercios que aceptan pago con tarjeta (75) solamente 12 (16%) señalaron una mejora en sus ventas, mientras que en el resto (84%) se mantuvo igual o descendió. Ello implica una reflexión acerca de la regresividad de los impuestos y el peso de las cargas tributarias, claramente adversas para los comerciantes que intentan mantenerse en la economía formal.

Estos números dan cuenta del estado de situación que se generó durante los últimos cuatro años de gestión macrista desde la perspectiva de los propios comerciantes: baja de ventas, sobre todo en productos de relevancia para la alimentación de la población, confirma la emergencia alimentaria y la situación desesperante para pequeños y medianos comerciantes que han soportado esta baja del consumo con elevados aumentos en los servicios públicos.

ibp-noviembre
  • Facebook
  • Twitter

Cecilia Zsögön– Marcelo Maqueda Equipo de Investigación – Universidad Popular