Una jornada de recreación y reflexión se vivió el viernes en la Universidad Popular de Barrios de Pie, donde más de 100 personas se juntaron para pensar estrategias para una real y efectiva aplicación de la Ley de Salud Sexual Integral (ESI).

  • Facebook
  • Twitter

La excusa fue la presentación de un informe dirigido por la candidata a legisladora Laura Velasco, resultado de una encuesta a jóvenes de 4º y 5º años de secundarios de CABA sobre la implementación de la Ley.

“La educación sexual integral se metió a la escuela, pero todavía falta mucho para su efectiva aplicación”, resumió Velasco ante mujeres y disidencias de distintos barrios de la Ciudad de Buenos Aires, dirigentas y candidatas del Frente de Todes como Gisela Marziota, Paula Arraiga, Claudia Neira, Cecilia Segura, Andrea Conde, María Eva Koutsouvitis, María Rosa Muiños, Belén Spinetta, Elisa Juarez y Cecilia Barros.

  • Facebook
  • Twitter
Claudia Neira, María Eva Koutsouvitis, María Rosa Muiños, Elisa Juarez, Dagna Aiva

También participaron escritoras como Jessica Baez y Gabriela Ramos, editoriales, librerías y juegotecas como Juglaresa, Oasis, Mariposas Mirabal y Feminaipes.

No fue un acto de campaña más

Quienes pensaron que sería un aburrido acto de campaña se equivocaron. El edificio de dos plantas del barrio del Abasto los recibía con una feria editorial independiente de libros para niñxs y no tanto. Libros como “Crianzas” de la artista trans Susy Shock o “Las princesas también se tiran pedos”, de la editorial Algar, son algunos ejemplos de títulos que invitan a crecer en toda la diversidad y a derribar mitos para crear y criar un mundo menos machista.

En los stands también había manuales sobre educación sexual y ampliación de derechos, a tono con una jornada que iba de la denuncia al contenido. “Se trata de formar espacios que no solo marquen lo que falta, sino que junten propuestas, juegos, autoras, editoriales”, dijo Velasco a esta cronista. “El compartir nos enriquece porque es fundamental tener recursos a mano para que la ESI sea una realidad en las escuelas”.

  • Facebook
  • Twitter

ESI: La sociedad va más rápido que el Estado

Lo que remarca Velasco deja en claro una cosa: la sociedad va más rápido que el Estado, que sigue sin otorgar presupuesto y reglas de juego claras a 12 años de la sanción de la Ley.

La otra cara de las propuestas editoriales y las jóvenes capacitadoras de ESI que intervinieron el debate son los números que arroja la investigación “Aplicacion, abordaje y expectativas  de los estudiantes y docentes”. Si bien este año aumentó considerablemente la cantidad de alumnes que dice haber “recibido” ESI (89% frente al 75% de hace 3 años), el aumento en cantidad de horas es muy leve y el tiempo destinado sigue siendo muy bajo: en promedio se pasó de 4.2 a 5.8 horas anuales. Nada.

Velasco resume otros resultados preocupantes: “No avanzamos en la transversalidad. Siguen siendo talleres específicos o desde biología, con una mirada biologicista y médica de la educación sexual. También falta avanzar en la integralidad: los temas que se abordan muchas veces quedan limitados a la salud sexual pero se avanza muy poco para visibilizar la violencia machista o la diversidad de género”.

Sobre 200 casos, casi el 50% no vio entre los temas de ESI la prevención de situaciones de abuso y acoso y el 42% dijo no haber recibido contenido sobre prevención de situaciones contra la violencia hacia las mujeres. Y el 34% no vio nada sobre reflexión sobre igualdad de derechos entre géneros.

  • Facebook
  • Twitter
Paula Arraigada, Andrea Conde, Laura Velasco

¿Vaso medio lleno o medio vacío?

Como en todo, puede verse el vaso medio lleno o el medio vacío. Las mujeres y disidencias reunidas en la Universidad Popular eligieron palabras de aliento y empuje siguiendo el ejemplo de los centros de estudiantes que exigieron el año pasado que se aplique la Ley y crearon un protocolo contra la violencia de género. En tan sólo 2 años su el nivel de conocimiento aumentó casi un 20% fue en parte gracias la profundización de esos reclamos, las reivindicaciones del #NiUnaMenos y a la aparición en la agenda pública del reclamo por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Según este informe casi el 70% del total de les entrevistades se mostró a favor de la sanción de esa Ley.

Agustina Eroles ESI
  • Facebook
  • Twitter

De esta manera se metió el tema de ESI en la agenda de la campaña electoral en marcha, planteando los desafíos y las prioridades del país, el Congreso y las legislaturas que se vienen. “Tenemos que avanzar en leyes que faltan para la igualdad de derechos, pero también necesitamos contemplar espacios de articulación entre el Ejecutivo y el Legislativo para que las políticas públicas sean efectivas”, remarca Laura Velasco, dirigenta de Somos y candidata a legisladora por el Frente de Todos. “Esta articulación es clave para que la Ley no esté cajoneada”. El año que viene, además, se espera otro desafío: la aplicación del protocolo contra la violencia de género en la Ciudad de Buenos Aires, votado por unanimidad: “Ahora hay que convertirlo en política”.

La agenda está cargada, pero las ganas sobran. La jornada culminó con la palabra circulando entre mujeres cada vez más jóvenes que contaban cómo se están organizando en los barrios para garantizar la educación sexual pese al desinterés estatal. «La ESI abarca todo, te ayuda en todo, no es sólo los métodos anticonceptivos”, remarcó Araceli, joven coordinadora de Amancay, una escuelita multiplicadora de ESI. “Yo soy chica y pensé que no estaba capacitada, pero eso no me impidió querer aprender. Ahora como grupo nos encargamos de hacer presentaciones para romper estos mitos. Hay que multiplicar más la ESI, porque esa información no te llega de otra forma».

Celina Paz