Ante las presiones de los grupos de poder de cara a las negociaciones por el pago de la deuda, Alberto no está solo.

*Por Jose Oscari y Norma Morales.

Tanto la deuda externa como la deuda social, sin duda alguna, son los problemas más urgentes que nuestro gobierno heredó de la gestión Mauricio Macri y Juntos Por el Cambio.

Luego de 4 años de saqueo a las arcas públicas, negocios de unos pocos, hambre, desempleo, desesperación y endeudamiento, la realidad nos ubica en un lugar complejo y delicado.

Si bien es cierto que esta deuda contraída con el Fondo Monetario Internacional (FMI), a diferencia de la contraída por la dictadura militar, es una deuda asumida por un gobierno democrático, no por ello es menos canalla e irregular.

Parte de nuestra suerte en el corto y mediano plazo estará atada a lo que suceda con las negociaciones con el FMI y los buitres del sistema financiero internacional y sus socios (cipayos) locales. La sábana es corta. Desde SOMOS y Barrios de Pie creemos que debemos establecer prioridades, hay urgencias que atender y no debemos ceder ante las presiones de los organismos internacionales.

Proponemos que se revisen los acuerdos de la Deuda Externa, que se investigue “la letra chica” y dónde fueron a parar los fondos adquiridos. El macrismo deberá dar explicaciones sobre esta toma de deuda (con sus respectivos intereses), y para qué fueron utilizados esos millonarios préstamos. Hay que tener en cuenta que su gobierno no generó empleo, cerro pymes, achicó el mercado interno, subejecutó la obra pública y hundió al pueblo en la pobreza y la miseria, alcanzando nivles record.

¿Hay que pagar?. Si, pero lo que corresponda. En estos 4 años fuimos la mayoría los que perdimos mientras que muy pocos fueron los obtuvieron grandes ganancias, casualmente, quienes estuvieron ligados a la timba financiera.

Hay muchas preguntas que surgen del dolor y el sufrimiento que generaron los ajustes y tarifazos propuestos por el FMI a través de sus “recetas”. Es justo y necesario revisar los acuerdos con el fondo y el destino de la plata. El presidente, Alberto Fernández no está solo en esta patriada, hay un pueblo organizado que está dispuesto a sostenerle la espalda.

Es por eso que el próximo 12 de Febrero nos movilizaremos de forma masiva. Desde Barrios de Pie – UTEP convocamos a todos a sumar su granito de arena y dejar bien en claro que acá no hay lugar para las especulaciones.

* Responsables Provinciales (Bs. As.) de Barrios de Pie.