Transitamos un momento delicado del país, con niveles récord de pobreza, como para poder tomar como ingenuas las declaraciones del ex senador Miguel Angel Pichetto sobre personas inmigrantes en nuestro país.

La Argentina que estamos intentando re-construir necesita de todxs para poder salir adelante con políticas de inclusión y no con declaraciones racistas que no enfrentan la situación de manera seria y sincera. Las personalidades políticas que hacen aseveraciones sobre grupos étnicos de la población fomentan la exclusión social y la violencia injustificada; no pueden desconocer su impacto social y político. Son precisamente esas mismas personas quienes deben conocer mejor que nadie y tener en cuenta que el suelo argentino está habitado por sociedades plurales y multiétnicas desde hace decenas de años y que eso es precisamente lo que enriquece a nuestra Nación, y no lo que la perturba.

En nombre del falso nacionalismo se han cometido crímenes atroces que recuerdan a los peores años de la democracia y a las persecuciones típicas de la dictadura a quienes son y piensan distinto. Son las políticas sociales, de inclusión y solidaridad, las que solucionarán los dilemas actuales en materia inmigratoria.

Desde el INADI bogamos por un Estado activo en la generación y el reconocimiento del empleo digno, el cumplimiento de las garantías constitucionales vigentes y de las leyes que promueven la libre circulación de personas en el continente y en el mundo. Reafirmamos en este comunicado nuestra solidaridad y apoyo al pueblo senegalés, boliviano, paraguayo, peruano y venezolano, y a todas aquellas personas que eligen construir una Argentina inclusiva, digna y solidaria.

Victoria Donda